Las apariciones de La Virgen De Guadalupe

Relato de las apariciones de La Virgen De Guadalupe

El autor del relato de las apariciones es don Antonio Valeriano, sobrino del emperador Moctezuma, nacido en 1520 en Azcapotzalco, México. A los 13 años entró al colegio de Santa Cruz de Tlatelolco fundado por Fray Juan de Zumárraga; al terminar sus estudios fue maestro del mismo colegio y durante 35 años gobernador del barrio de Azcapotzalco.

Escribió la historia de las apariciones en el elegante idioma náhuatl, que hablaban los aztecas a finales del siglo XVI; se le conoce con el nombre de “Nican Mopohua”, por ser las dos primeras palabras del relato y que significan “aquí se narra, aquí se cuenta”.

Inicia de la siguiente manera: “Aquí se cuenta, se ordena, cómo hace poco, milagrosamente se apareció la perfecta Virgen Santa María de Dios, nuestra Reina, allá en el Tepeyac de renombre Guadalupe. Primero se hizo ver de un indito, su nombre Juan Diego; después se apareció su preciosa imagen delante del reciente obispo don Fray Juan de Zumárraga”.

Continua la narración con la presentación de María y su diálogo con Juan Diego:

“… Sábelo, ten por cierto, hijo mío el mas pequeño, que yo soy la perfecta siempre Virgen Santa María, Madre del verdaderísimo Dios por quien se vive, el creador de las personas, el dueño de la cercanía y de la inmediación, el dueño del cielo, el dueño de la tierra; mucho quiero, mucho deseo que aquí levanten mi casita sagrada, en donde lo mostrare, lo pondré de manifiesto. Y para realizar lo que pretende mi compasiva mirada misericordiosa, anda al palacio del obispo de México y le dirás como yo te envió para que la descubras cómo mucho deseo que aquí me construya mi templo…..”

“…. Patroncita, Señora, Reina, Hija mía la mas pequeña, mi Muchachita, ya fui donde me mandaste a cumplir tu amable aliento; entré a donde es el lugar del gobernante sacerdote, lo vi, expuse tu palabra, pero por lo que me respondió no lo tiene por cierto. Mucho te suplico, Señora Mía, Muchachita mía, que, a alguno de los nobles, que sea conocido, le encargues que lleve tu palabra para que la crean.

Escucha, el mas pequeño de mis hijos; ten por cierto que no son escasos mis mensajeros, a quienes encargue que lleven mi palabra, que efectúen mi voluntad. Pero es muy necesario que tu personalmente vaya, ruegues, que por tu intercesión se realice, se lleve a efecto mi querer, mi voluntad. Mucho te ruego y te mando que vayas otra vez mañana a ver al obispo”.

El obispo le pidió una señal. Pero al llegar a su casa encontró a su tío Juan Bernardino muy grave, así que salió en busca de médico y sacerdote, rodeando el cerro para no ser detenido por la Virgen. La Virgen salió al encuentro y le dijo:

“Escucha, hijo mío el menor, que no se turbe tu corazón; no temas esta enfermedad ni ninguna otra. ¿No estoy yo aquí, que soy tu madre? ¿No estás bajo mi sombra y resguardo? ¿No soy yo la fuente de tu alegría? ¿Tienes necesidad de alguna otra cosa? (la Reina Celestial le mando subir a a la cumbre del cerrillo para cortar y traer flores, son la prueba, la señal que llevarás al obispo; de mi parte le dirás que vea en ellas mi deseo y que realice mi voluntad”.

Entrando donde el obispo, Juan Diego se postró y le dijo: “Señor mío, gobernante, ya hice lo que mandaste, fui a decirle a la señora, mi ama, la Niña Celestial, Santa María, la amada Madre de Dios, que pedías una prueba para poder creerme. Ella me mandó a la cumbre del cerrito para que allí cortara diversas rosas de Castilla y con sus santas manos las tomó y en el hueco de mi ayate las vino a colocar. Aquí las tienes; hazme favor de recibirlas”. Extendió su tilma y cayendo al suelo las flores apareció la imagen de la Perfecta Virgen Santa María, Madre de Dios, en la forma y figura actual.

Artículos sobre La Virgen de Guadalupe…

Rompecabezas de La Virgen de Guadalupe

Rompecabezas de La Virgen de Guadalupe

El rompecabezas es uno de los juegos más antiguos de la historia. Su origen fue de manera occidental. En el año 1760, el cartógrafo John Spilsbury, pegó un mapa sobre una tabla de madera y luego decidió cortar las fronteras. Solo las personas ricas, de esta época,...

Primera Aparición de La Virgen de Guadalupe

Primera Aparición de La Virgen de Guadalupe

En orden y en concreto se refiere aquí, de qué maravillosa manera apareció la siempre Virgen Santa María, Madre de Dios, Nuestra Reina, en el Tepeyac, que se nombra Guadalupe. Primero se dejó ver a un pobre indio llamado Juan Diego; y después se apareció su preciosa...

¿Qué significa La Virgen de Guadalupe?

¿Qué significa La Virgen de Guadalupe?

El Significado de La Virgen de Guadalupe La imagen de la Virgen de Guadalupe no corresponde al estilo de pintura europea del siglo XVI, en cambio tiene numerosos elementos que la presentan como un verdadero códice azteca de su época, esto lo comprendió claramente el...

Share This